Menú Cerrar

Como invernar la piscina de nuestro chalet

Ya se ha acabado el verano y están bajando las temperaturas, por lo que para los que tengan piscina en su chalet ha llegado el momento de empezar su mantenimiento hasta el año que viene, a esto se le llama invernar la piscina, un proceso sencillo que nos permite mantener el agua de la piscina en unas condiciones óptimas durante el invierno para lo cual añadiremos productos químicos con los que evitar la formación de algas y bacterias, así como cualquier daño que pueda sufrir la piscina debido a las inclemencias del tiempo o al ser golpeadas sus paredes por algún objeto. La invernación es la manera más económica de mantener la piscina de nuestro chalet.

Real Estate Fincas Sur Como invernar la piscina de nuestro chalet

Para hibernar la piscina no tenemos que vaciarla, ya que el agua actúa contra la presión que hace la tierra sobre las paredes evitando la aparición de grietas, también actúa como un aislante por lo que las paredes de la piscina se verán menos expuestas a las condiciones meteorológicas. Este proceso también nos permite en la mayoría de los casos poder utilizar el agua de un verano para otro con el consiguiente ahorro económico y aprovechamiento del agua. Cuando su temperatura bajé de los 15 grados es el momento comenzar el invernaje de la piscina.

Para empezar debemos limpiar bien las paredes y el fondo, lavar y enjuagar el filtro y analizar el agua para ajustar el pH entre 7,2 – 7,6 con un producto regulador de pH, dejando el filtro encendido durante 8 horas para que se distribuya correctamente.

Lo que queremos es dejar el agua totalmente limpia y desinfectada antes de añadir el producto invernador, ya que como hemos dicho lo correcto es intentar que se mantenga en perfectas condiciones para el verano siguiente. Este agua no se debe mantener sin embargo más de 2 o 3 años.

Tras limpiar el filtro de la piscina deberemos realizar una cloración de choque con la bomba en movimiento dejando actuar el cloro por lo menos 6 horas, una vez terminado volveremos a comprobar y ajustar nuevamente el pH y con el filtro en funcionamiento añadimos la dosis indicada de producto invernador.

Habrá que echar nuevamente producto invernador en la piscina entre los meses de enero y febrero, también es recomendable poner flotadores o boyas en el agua para evitar que la superficie se congele, (en Madrid antaño se utilizaban troncos de árboles para ello) y tapar la piscina con un cobertor para evitar que se llene de hojas y de suciedad.

Ya tendremos nuestra piscina en proceso de invernación y solo nos quedará ir revisando su estado cada dos o tres semanas, momento en el cual aprovecharemos para poner en marcha el filtro de la piscina durante dos o tres horas para filtrar cualquier impureza.

Cuándo se acerque el verano y si hemos hecho todo correctamente únicamente tendremos que realizar una filtración normal, volver a cepillar y limpiar bien las paredes y el fondo y echar los productos de mantenimiento como cloro, prevención antialgas etc que utilicemos habitualmente para poder volver a utilizar nuestra piscina en unas condiciones óptimas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: